lunes, 21 de abril de 2008

PRIORIDADES O NO, ¿CUÁL ES LA RAZÓN?

Por Jhon Fredy Nagles
Corporación JURACO


Cuatro proyectos de iniciativa por parte de los Concejales se presentaron en el primer periodo, dos apuntan al fortalecimiento institucional y dos a políticas ambientales, lo que pone a discusión, cuáles son los problemas más urgentes de la ciudad?. En lo concerniente a los proyectos Por un Buen Gobierno y el Observatorio de Políticas Públicas, ¿Qué diferencia a estas iniciativas de la Ley 136/94 que exige la rendición de cuentas? o ¿Qué tan prioritario es para el Concejo de Neiva el tema del medio ambiente cuando aprueban recursos para la recuperación del río Las Ceibas, pero no generan políticas de protección y conservación de nacederos de fuentes hídricas como lo planteaba el Jardín Botánico?

Una es la realidad que viven los ciudadanos y otra es la visión, desde la cual se diseñan las políticas para el municipio. Durante este primer periodo se tramitó 17 proyectos de acuerdo, 14 fueron aprobados (3 de iniciativa de los Concejales y 11 de la administración), 2 se retiraron y uno se hundió. Este panorama es bueno para la administración, contrario a lo sucedido con las propuestas de los Concejales; sus iniciativas fueron pocas el número de sus iniciativas fue pobre y ninguna de ellas con mucho impacto en Neiva.

¿ACUERDOS QUE REITERAN LA LEY?

Dos fueron los proyectos aprobados por iniciativa edilicia: “Por un bien gobierno” y Observatorio de Políticas Públicas. El común de estas iniciativas que ya son acuerdos municipales busca transparencia y eficiencia de la gestión pública, lo que demuestra la buena intención de los Concejales de hacer las cosas bien.

No obstante, el Concejo presenta estos proyectos de acuerdo que no son necesarios por que los concejales, como funcionarios públicos, constitucional y legalmente (Artículo 316-Carta Magna y Ley 136/94) deben dar informe a la ciudad de sus actuaciones, de los proyectos presentados, la conveniencia para Neiva y el desarrollo de sus gestiones. Son los concejales los que deben estar prestos a rendir cuentas e informar a la comunidad de sus actuaciones, del cumplimiento de sus programas y de sus acciones ante la administración. Es decir los concejales son libros abiertos a la ciudadanía y no es necesario invertir recursos en acciones que reiteran la ley.

Si es para evaluar con responsabilidad la gestión pública el más apropiado para hacerlo no son los concejales ni la administración misma. Un verdadero observatorio lo debe liderar la misma ciudadanía con el apoyo de la academia, las ONG, los medios de comunicación y los gremios; son ellos los que deben hacer juicios de valor a nivel objetivo y los que tienen la potestad para dar su punto de vista con seriedad. Desde una iniciativa como el Observatorio de Políticas Públicas, se busca hacer juicios responsables es decir si los delegados por los neivanos están haciendo las cosas bien y trabajando con diferentes sectores de la ciudadanía. Así mismo será visto por todos con orgullo y honorabilidad por que las cosas buenas nunca se quedan ocultas.

Lo mismo sucede con el acuerdo Por un Buen Gobierno. La iniciativa busca que la Administración Municipal deba rendir informes sobre los casos de maltrato infantil, de VIH o de violencia intrafamiliar. Causa mucha curiosidad el acuerdo porque parece que los ediles olvidaron que en Colombia hay instituciones encargadas de estas actividades. El Concejo de Neiva desconoce que la Alcaldía no esta para solucionar casos de violencia intrafamiliar; eso le compete al Bienestar Familiar, con el apoyo de la Fiscalía.

No obstante nos preocupa que los concejales no sepan con exactitud las funciones que deben cumplir ellos ante la Corporación. ¿Que de relevante es para la ciudad que el Concejo apruebe iniciativas como Por un Buen Gobierno cuando, por ley, las alcaldías deben rendir informes precisos donde se delinee, si el alcalde esta cumpliendo el Plan de Desarrollo o sus propuestas están siendo materializadas en beneficios para la ciudad?

Lo que Neiva requiere son soluciones prontas por ejemplo el deslucido estado de las vías o la reubicación de familias de zonas de alto riesgo, iniciativas diseñadas con la comunidad en aras de garantizar estándares de calidad en la política pública. Es mas provecho para Neiva un programa de alfabetización para adultos (políticas contextualizadas con la realidad de la gente) y no se despilfarre el dinero montando programas, que a la larga no le sirven a Neiva.

POLÍTICAS AMBIENTALES, ¿EN LA MIRA DEL CONCEJO?

Para los neivanos el verdadero problema de la ciudad está cuando llueve. Lo curioso es que cada vez que hay precipitaciones, deja de pasar agua por los grifos, sobre todo en los barrios populares.

Por eso es de suma importancia, la iniciativa aprobada en el Concejo ‘Por medio del cual se deroga el acuerdo municipal 058 de 1989 y se dicta disposiciones sobre el ordenamiento hidrográfico del río Las Ceibas’. La disposición consiste en recuperar las áreas afectadas por la erosión en la cuenca del río Las Ceibas de la ciudad. Es de gran importancia la ejecución de este proyecto, ya que los neivanos no contaban con agua en épocas de lluvia lo cual causa insatisfacción en la población.

El problema que busca solucionar el proyecto, es de suma trascendencia porque no solo ayuda al ecosistema existente en la afluente, sino que ayuda a que los neivanos no sufran por el vital líquido en épocas de “invierno”, y no padecer cortes prolongados de agua y situaciones desesperantes.

El proyecto también sirve para acabar con la dualidad de entidades que se encargan de políticas sobre la cuenca del rió y que han desconocido las acciones encaminadas por la comunidad y ONG en pro de la defensa del agua y mas ahora que éstas organizaciones lideran el llamado Referendo por el Agua.

INICIATIVA APLAZADA

En contraste, desde hace doce años organizaciones comunitarias y ONG de la Comuna 10 vienen trabajando allí con actividades pedagógicas de reconocimiento con niños y jóvenes en las zonas consideradas por ellos de vital importancia para el ecosistema de la ciudad: Los Humedales del Oriente de Neiva. Según las observaciones y algunos estudios realizados en el lugar se habla de 42 fuentes hídricas, entre lagunas, abrevaderos y nacederos; un área de conservación y manejo especial ambiental que la hace merecedora al título de ‘la Comuna del Agua’.

Teniendo encuesta su importancia, los concejales José Amin Ortiz y Edna Liliana Reyes presentaron el proyecto ‘por medio del cual se declara una zona de la ciudad como área de protección ambiental y se crea el jardín botánico de la ciudad de Neiva’. Sin embargo, la iniciativa fue aplazada por no contar con disponibilidad presupuestal para ser financiada por la Administración Municipal.

Es preocupante que, teniendo en cuenta la crisis mundial que hay con el tema del agua, no se reconozca la situación que por años alega la comunidad, pues por falta de éste reconocimiento legal, muchas son las constructoras que han levantado obras de cemento y que vienen secando el agua que nace del área. Esperamos que el concejo municipal tome cartas en el asunto y que en mayo, cuando hayan sesiones ordinarias nuevamente sea ésta la primera que entre en estudio.