martes, 13 de mayo de 2008

¡REMOS ARRIBA!


Por: María Ilse Andrade Soriano

El río Fonce fue testigo de las risas, gritos, sustos y emociones extremas de seis de los participantes del diplomado comunicación y generación que se realizó en San Gil Santander la ciudad de los deportes extremos.

Con casco y chaleco salvavidas, el remo en mano y la orden extrema de no perderlo por ninguna circunstancia, nos metimos al feroz río Fonce que a diario da la bienvenida a cientos de turistas que llegan a San Gil para experimentar la emoción de deportes de aventura como el rafting, torrentismo, parapente, caminatas, espeleología entre otros. Cuesta abajo descendimos por el río, a bordo de una balsa de goma nos encontramos con rápidos de tipo 2c y 3d. Nuestros capitanes Wilson de la Mesa Cundinamarca y Edier de Bogotá, luego Nora de Cartago y Leidy de Neiva, atrás Elcy de San Agustín, María Ilse de Neiva y nuestro instructor y guía quien daba las órdenes de navegación.

¡Misión cumplida!


Nuestra meta era no dejar que la balsa se volcara, pasar los rápidos sin pérdidas ni caídas y por supuesto divertirnos. “Adelante”, “Atrás”, eran las ordenes que nos indicaban la dirección en la que debíamos remar, al principio no lográbamos coordinar poniendo en peligro la trayectoria pero luego de los primeros rápidos el esfuerzo y trabajo en equipo se hizo notar, “remos arriba equipo” gritábamos y luego sonreíamos, tomábamos aire y de vuelta al ruedo… El rápido más fuerte nos esperaba, en el ambiente un aire de temor ante el peligro y a la vez la emoción a flor de piel que nos desafiaba a continuar con toda. Finalmente remando lo mas fuerte posible que pudimos el río Fonce nos mostró su braveza, la ola por poco vuelca la balsa, el agua chocó en nuestros rostros mientras casi sin aliento continuábamos remando, finalmente todos al unísono dimos un grito de victoria pues pasamos el rápido!
Al final del recorrido cuando creíamos que ya lo habíamos experimentado todo un remolino nos puso a dar vueltas, remamos, remamos y reíamos, luego nos estacionamos sobre una roca que el río tapaba. El agua empezó a inundar la balsa y nuestro guía advirtió: “equipo hemos llegado al final, bienvenidos al río Fonce a nuestra derecha está el Parque Gallineral ¡remos arriba!”. Salimos de la roca y con fuerza remamos hasta la orilla.

1 comentario:

jose luis dijo...

Es emocionante y alentador saber que exinten experiencias como la de ustedes que le apuesta a la vida y la comunicación como derecho en pro del cambio social, eso es importante. No los conozco de cerca pero creo y tengo la necesidad de ir a Neiva para compartir con ustedes la magia del cine y la radio y sobre todo el proposito esencial de ser comunicador para el cambio social en nuestro país.
les regalo un abrazo super fuerte y espero conocerlos pronto...
Jose Oviedo
Realizador Audiovisual
Colectivo de Comunicaciones Montes de María Línea 21 TV, El Carmen de Bolívar-Bolívar